Dolor lumbar

Dolor lumbar y su manejo en atletas de alto rendimiento

Mi experiencia tratando deportista de alto rendimiento en su proceso de recuperación cuando tienen un dolor lumbar sobre todo futbolistas, me ha ayudado a entender profundamente las demandas y desafíos que enfrentas como deportista de alto rendimiento.

El dolor de espalda baja no solo puede afectar tu rendimiento en el campo, sino también tu calidad de vida fuera de él. Aquí te ofrezco una guía adaptada a tus necesidades específicas, basada en los puntos clave sobre el dolor de espalda baja, para ayudarte a superar este obstáculo y alcanzar tu máximo potencial.

Entendiendo el Dolor de Espalda Baja

Como atleta, tu espalda está sometida a un estrés constante, ya sea por levantamiento de pesas, movimientos repetitivos o impactos durante el entrenamiento y la competencia. Reconocer que el dolor puede originarse de diversas estructuras de tu espalda es el primer paso para abordarlo adecuadamente.

Causas Específicas y No Específicas

En el contexto de deportistas de alto rendimiento, especialmente aquellos que se dedican al fútbol, es crucial identificar si el dolor lumbar es el resultado de una lesión específica, como un disco herniado o una fractura, o si se trata de un dolor no específico, posiblemente debido a tensiones musculares. Esta distinción es fundamental ya que guiará el enfoque de recuperación y prevención adecuado.

Las causas del dolor lumbar en futbolistas pueden ser variadas y de origen diverso. Anatómicamente, puede proceder de las estructuras óseas y ligamentosas de la columna vertebral, como por el desgaste de las articulaciones posteriores o de los discos intervertebrales, o de las vísceras que rodean la columna lumbar, como los riñones y el páncreas. Otras causas, aunque menos frecuentes, incluyen traumáticas (fracturas vertebrales, espondilolisis), metabólicas (fracturas vertebrales por osteoporosis), tumorales, infecciosas y la aceleración del proceso evolutivo de la degeneración discal tras una intervención quirúrgica por hernia discal.

La causa más frecuente del dolor lumbar crónico en futbolistas es la degeneración de los discos intervertebrales y las articulaciones posteriores. Este proceso de degeneración es parte del envejecimiento normal de la columna vertebral, que comienza a partir de los 20 años de edad, similar a otras partes del organismo. En el contexto del fútbol, este proceso puede verse exacerbado por una musculatura abdominal y lumbar pobre, sobrepeso, y las demandas físicas del deporte, como permanecer de pie durante mucho tiempo y adoptar posturas continuas forzadas en flexión lumbar.

Reconocer y abordar estas causas específicas y no específicas del dolor lumbar crónico es esencial para el manejo y prevención efectiva en futbolistas de alto rendimiento, permitiéndoles mantener su rendimiento en el campo y minimizar el riesgo de lesiones a largo plazo

Factores de Riesgo en Atletas

Levantar incorrectamente, la inactividad durante las fases de recuperación, y el estrés mental y físico de la competencia pueden aumentar tu riesgo de dolor de espalda baja. Reconocer estos factores es esencial para la prevención.

Síntomas y Cuándo Buscar Ayuda

No ignores el dolor que interfiere con tu rendimiento o que persiste más allá de unas pocas semanas. La ciática, por ejemplo, puede requerir atención especializada para evitar impactos a largo plazo en tu carrera.

Si presentas alguna condición especial o quieres definir una estrategia de recuperación de alto nivel no dudes en hacer tu reserva en nuestro WhatsApp o reservando desde nuestra página de reservas, con gusto te asesoraremos.

Diagnóstico y Autoayuda

Mantenerse activo y adoptar una actitud positiva son fundamentales. Como deportista, sabes la importancia del movimiento; no permitas que el dolor te detenga. Utiliza técnicas de manejo del dolor, como medicamentos antiinflamatorios y tratamientos de calor o frío, para facilitar tu recuperación.

Tratamiento Específico para Atletas

Explora opciones de tratamiento que se alineen con tus objetivos deportivos, incluyendo fisioterapia para fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la flexibilidad. La terapia cognitivo-conductual también puede ser útil para abordar el aspecto mental de la recuperación.

Enfocándonos en el tratamiento del dolor lumbar para deportistas de alto rendimiento, es crucial adoptar un enfoque escalonado y personalizado para maximizar la recuperación y minimizar el tiempo fuera de la competencia. Aquí te presento cómo integrar estos tratamientos en tu plan de recuperación de acuerdo al nivel en que te encuentres discriminado en tres fases:

1. Primer Escalón del Tratamiento

  • Estabilización de la Columna Lumbar: La utilización de fajas o corsés puede ofrecer soporte inmediato durante la fase aguda del dolor, pero es esencial complementar esto con la tonificación de la musculatura abdominal y espinal a través de ejercicios isométricos. Estos ejercicios fortalecen el núcleo y ofrecen una mayor estabilidad a tu columna, lo cual es fundamental para prevenir futuras lesiones.
  • Medidas de Higiene Postural: Adoptar prácticas ergonómicas en tu vida diaria y durante el entrenamiento es clave. Esto incluye el uso de mobiliario ergonómico y la adopción de técnicas adecuadas de levantamiento y movimiento para proteger tu espalda.
  • Conseguir un Peso Adecuado: Mantener un peso saludable reduce la presión sobre tu columna lumbar, disminuyendo el riesgo de lesiones.
  • Manejo del Dolor: El uso de antiinflamatorios, tanto no esteroideos como corticoesteroides, analgésicos y relajantes musculares, puede ser crucial durante los períodos de reagudización del dolor. La aplicación de terapias físicas como corrientes, masajes, tracciones y calor puede aliviar temporalmente los síntomas.

2. Siguiente Escalón

Las infiltraciones periarticulares con anestésico local y corticoesteroides pueden ofrecer alivio significativo. Si el dolor lumbar reaparece, la denervación percutánea del ramo posterior o rizolisis, puede ser una opción efectiva, potencialmente aliviando los síntomas por un período prolongado en hasta un 70% de los casos.

3. Escalón Final

Para casos de dolor lumbar crónico que no responden a otros tratamientos, la cirugía puede ser necesaria. Esto implica la estabilización de la columna lumbar mediante una fijación de las vértebras afectadas, utilizando un injerto óseo del propio paciente y facilitado por implantes metálicos como los tornillos pediculares.

Para deportistas jóvenes, la prótesis discal puede ser una opción prometedora, ofreciendo la posibilidad de retener mayor movilidad y reducir el tiempo de recuperación.

Prevención

Incorpora ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad específicos para la espalda en tu régimen de entrenamiento. Aprende y aplica técnicas adecuadas de levantamiento y asegúrate de modificar tu entrenamiento y competencia para proteger tu espalda.

Aquí te dejo un video simple pero muy útil con ejercicios que puedes realizar desde la comodidad de tu casa para reforzar tu proceso de recuperación.

Otros ejercicios complementarios para prevenir el dolor lumbar

Para deportistas de alto rendimiento, es crucial mantener una columna vertebral sana y una musculatura abdominal fuerte para prevenir lesiones y mejorar el rendimiento deportivo. Los siguientes ejercicios están enfocados en estos objetivos, con una breve descripción de cada uno:

1. Báscula Pélvica para Estabilidad Lumbar

Ejercicio lumbar

Objetivo: Fortalecimiento del núcleo y prevención de dolor lumbar.
Descripción: Acostado de espaldas, rodillas flexionadas, talones en el suelo. Apoyar la espalda contra el suelo, contraer glúteos y abdominales, levantando ligeramente las caderas. Mantener 10 segundos, 20 repeticiones.
Relevancia: Mejora la estabilidad del núcleo y la alineación pélvica, esencial para la eficiencia en movimientos deportivos y prevención de lesiones lumbares.

2. Abdominales para Fortalecimiento del Core

ejercicio lumbar

Objetivo: Refuerzo de la musculatura abdominal.
Descripción: Acostado de espaldas, rodillas flexionadas, cruzar manos sobre el pecho. Contraer abdominales, elevar hombros sin forzar el cuello. 3 series de 10 repeticiones.
Relevancia: Un core fuerte es vital para la transferencia de energía en actividades deportivas, mejora el equilibrio, estabilidad y previene lesiones.

3. Estiramientos de Rodilla al Tórax para Flexibilidad Lumbar

ejercicio lumbar

Objetivo: Mejora de la flexibilidad lumbar y alivio de tensiones.
Descripción: Acostado de espaldas, llevar rodilla al tórax con ayuda de las manos. Mantener 10 segundos, 10 repeticiones por pierna.
Relevancia: Incrementa la movilidad de la columna baja, esencial para una amplia gama de movimientos deportivos y reduce el riesgo de lesiones por rigidez.

Preguntas frecuentes que resultan en mi consultorio sobre el dolor lumbar

Como la idea es darte una buena asesoría y que sea lo más completa posible, aquí te comparto algunas de las preguntas más frecuentes que me hacen algunos deportistas de alto rendimiento que me consultan por esta condición y quien sabe, de pronto tengas la misma duda y la puedas resolver en este listado:

1. ¿Cuándo es grave el dolor de espalda baja?

El dolor de espalda baja se considera grave y requiere atención médica inmediata en los siguientes casos:

  • Pérdida de control de esfínteres: Incapacidad para controlar la vejiga o los intestinos.
  • Debilidad extrema en las piernas: Incapacidad para mantener el peso corporal o dificultad para mover las piernas.
  • Dolor que no mejora: Dolor intenso que no disminuye con el reposo o empeora con el tiempo.
  • Fiebre alta: En combinación con dolor de espalda, puede indicar una infección.
  • Antecedentes de cáncer, osteoporosis, uso de esteroides: Estas condiciones pueden indicar complicaciones más graves relacionadas con el dolor de espalda baja.

¿El dolor de espalda baja es de los riñones?

El dolor de espalda baja puede estar relacionado con problemas renales si se presenta junto con otros síntomas, como:

  • Dolor en los costados o dolor que se irradia hacia la zona baja del abdomen.
  • Cambios en la orina, como sangre en la orina o cambios en la frecuencia urinaria.
  • Fiebre y escalofríos, especialmente si se sospecha de una infección renal.

Es importante diferenciar entre el dolor muscular/esquelético y el dolor que proviene de los riñones, ya que el tratamiento y la gestión serán diferentes.

2. ¿Puede el dolor de espalda baja causar dolor en las piernas?

Sí, el dolor de espalda baja puede causar dolor en las piernas. Esto ocurre a menudo debido a la ciática, donde el nervio ciático se ve comprimido o irritado. Los deportistas pueden experimentar dolor, hormigueo o debilidad que se irradia desde la espalda baja hasta una o ambas piernas. Es común en casos de hernia discal o estenosis espinal.

3. ¿Puede el dolor de espalda baja causar dolor de cadera?

Sí, el dolor de espalda baja también puede causar dolor de cadera. Esto puede deberse a problemas en la columna vertebral, como hernias discales o artritis, que afectan los nervios que irradian hacia las caderas. Además, desequilibrios musculares o lesiones en la espalda baja pueden alterar la biomecánica y la postura, provocando dolor en la cadera.

Como deportista de alto rendimiento, tu cuerpo es tu herramienta más valiosa. Tratar y prevenir el dolor de espalda baja es esencial para asegurar que puedas dar lo mejor de ti, tanto dentro como fuera del campo. Recuerda, la clave está en un enfoque proactivo y personalizado, que considere tanto tu salud física como mental. Juntos, podemos superar este desafío y ayudarte a alcanzar tus objetivos deportivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

thirty five − 34 =